Cruce de caminos

cartel-cruce-de-caminos-909Cruce de caminos es la nueva película de Derek Cianfrance, director que sorprendió con su anterior film, Blue Valentine y que en esta ocasión pretendía ir un paso más allá con una historia ambiciosa, con más personajes y con una complejidad pretendida pero no lograda. Las expectativas eran muy altas y las posibilidades de que la historia fuera potente venían alimentadas por el tráiler y el plantel de actores que se ha involucrado en esta historia.

La historia cuenta con tres líneas argumentales entre las que transcurren quince años y unos protagonistas recurrentes. La historia comienza con Luke (Ryan Gosling) y Romina (Eva Mendes). El motorista y la camarera tuvieron un lío hace un año y éste conoce casi por accidente que de ese affaire nació un niño (Jason). Luke decide quedarse porque siente la necesidad de estar cerca de su hijo y formar parte de su vida y de la de Romina. Busca un trabajo pero no le da dinero suficiente. Un mecánico (Jack) le propone otra manera de sacar más dinero: atracar bancos. El niño y Romina serán el motor por el que decida arriesgarlo todo.

Como era de esperar, todo va bien hasta que algo sale mal. Aquí tiene lugar ese “cruce de caminos” y el arranque de la segunda historia, momento en el que entra en acción Avery Cross (Bradley Cooper), un policía novato que se gana la gloria del departamento de policía cuando da muerte al ladrón de bancos. A partir de aquí, empieza toda la americanada del “héroe“, los problemas de conciencia, una caza de brujas dentro del departamento de policía, la corrupción del sistema… un batiburrillo que se toca de manera tangencial y nunca se resuelve exactamente. Parecen cosas muy graves para consecuencias inexistentes. De todas las aristas marcadas, ninguna tensiona la historia como para meternos de lleno en ella o, dicho de otro modo, todas lo intentan a la desesperada con resultado nulo. Ante esta confusión, el espectador se abandona y comprende que la historia avanza más por morbo que por el interés que realmente pueda despertar.

Una estructura narrativa nada ocurrente y totalmente desaprovechada que está basada en en un comienzo en el Ryan Gossling es protagonista absoluto, una continuación cuyo peso cae sobre Bradley Cooper y una tercera parte en la que sus respectivos hijos se encargan de ajustar cuentas con el pasado de cada uno en un oportuno segundo cruce de caminos.

Muerto Luke, Avery trata de seguir adelante y para un héroe es relativamente fácil (o eso nos hace ver un hierático Bradley Cooper). Pasan 15 años y la historia pretende remontar en su tercer intento. Minutos más tarde descubres que todo cae por su propio peso y lo que no consiguieron los padres, no lo van a resolver los hijos.

Un relato que se queda más en una prometedora sugerencia que en una realidad disfrutable. El tiempo salta de manera oportuna para la narración (pero no lo suficientemente justificada), los actores interpretan sin tino (Eva Mendes parece perdida entre la inexpresividad de Gosling y un desnortado Cooper) y, sin duda, la historia del poli corrupto (un Ray Liotta operado por la cirujana de Carmen de Mairena) podría haber dado más de sí, pero pasa de puntillas y no nos engañemos, caería en un topicazo más.

Sí, se trata de una película bien vendida pero que en ningún momento deja de ser la misma que puedes ver en cualquier cadena española a las cuatro de la tarde.

Cuidado, el trailer engaña mucho.

 

Anuncios

Acerca de dameestrellasolimones

Una canción de Family siempre es buena compañía.
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s