You´re like a new year ( Regina Spektor)

El objetivo último del viaje a Madrid era el día 9 de Julio y el concierto que ofrecía Regina Spektor dentro de la gira de presentación de su último disco “What we saw from the cheap seats”. Es la primera vez que invierto un fin de semana para llegar a un concierto en otra ciudad. Yo creo que la ocasión lo merecía. Conocí a Regina Spektor gracias a un álbum maravilloso que se llama “Begin to hope” y gracias a ese descubrimiento comencé a explorar todo lo que esta chica americana de origen ruso hacía. Me encantó su disco anterior al descubrimiento, “Soviet Kitsch”, pero aún más el que siguió a su gran impacto: “Far”, que me hizo fanLos he escuchado al derecho y al revés, conocía las canciones casi inconscientemente hasta que llegó “What we saw from the cheap seats”, la confirmación de una pianista y cantante en plena forma que ha hilado tres discos maravillosos (ojalá continúe esa racha). En este mismo blog reseñaba el disco cuando salió hace apenas un mes y medio, cosa que no volveré a hacer porque ahora toca hablar de lo que pasó en el Circo Price ese día.

Regina tuvo como telonero a Jack Dishel (su marido y líder de la banda Only Son). Sin banda pero con mucha simpatía presentó durante media hora sus canciones ayudado por la música pregrabada en el ordenador. Su papel era difícil e hizo lo que pudo. La gente escuchó, unos más que otros, pues allí el que más y el que menos venía a ver a Regina.

…y después de unos minutos apareció Regina Spektor con una chaquetita brillante a lo burbuja de champán, con leggins y manoletinas de charol.

Ain´t no cover sirvió de introducción a capella y dejó claro el control que tiene sobre su voz y nosotros nos quedamos parados ante este salto sin red. Así centró toda la atención justo antes de ponerse al piano y proseguir con The calculation y enlazarla con Fidelity. La primera concesión al nuevo disco apareció con Small town moon, pero rápidamente volvió a sus orígenes con Ode to divorce que empalmó con Blue lips, una canción que en el disco no me dice mucho pero que en directo suena especialmente bien y además la gente se queda con ella.

Retomó el último álbum con Patron Saint, a la que siguió la maravillosísima How (que hizo ella al piano y sólo al final se unió el violoncello). El single All the rowboats hizo su aparición casi a la mitad del concierto y fue espectacular verla tocar, cantar e imitar el sonido de los cañonazos en la canción. En este bloque del nuevo disco intercaló Eet a la que siguió la colaboración con Only Son que hicieron un dueto que está en la edición del álbum: Call them brothers. Ahora que son familia, es obvio que esta canción y su letra toman un nuevo sentido. Con The prayer of Francois Villon (Molitva), también en la edición especial del disco, sirvió para rendir tributo a sus orígenes cantando en ruso y le quedó especialmente bien. A partir de ahí la gente gritaba en ruso “gracias” y ella se sentía cada vez más tímida pero abrumada por el calor y la entrega de la gente.

En ese transcurso habló de que le había gustado Madrid y que por fin había disfrutado de la comida. Que le encantaba haber aprendido a decir “Gracias” correctamente y “Tortilla de atún”. También, con la gente tan entregada, aclaró que normalmente ella no es tan tímida pero que no sabía qué le pasaba pero que esta noche estaba especialmente tímida a la vez que agradecida a todo el mundo por venir a verla. En ese momento se levantó del piano y se acercó al teclado que había al lado y, tras despistar con las primeras notas, tomó cuerpo una canción que le funciona increíblemente bien en directo: Dance anthem of the 80´s, pero rápidamente volvió a sentarse al piano a deleitarnos con Better y su libre versión del clásico francés “Ne me quitte pas” que ella ha titulado Don´t leave me [Ne me quitte pas]. Puestos a recorrer Europa, continúa con el último disco y Regina adopta el acento italiano para cantar Oh Marcello (y los versos que dicen “I´m just a soul whose intentions are good” tomados de la canción “Don´t let me be misunderstood” que puedes haber escuchado en versiones como la de Santa Esmeralda que aparece en Kill Bill de Quentin Tarantino) y continuó con Ballad of a politician, que podría resumir cómo se hace política hoy día en el mundo (en el caso español no vamos a entrar, sería demasiado triste y vergonzoso).

En este momento continúa con un clásico de sus inicios: Sailor song, la canción es impecable, la voz a esas alturas del concierto inquebrantable y nuestro deseo de que no acabe se vuelve infinito. A esas alturas Regina pensaría: “una nota más y ya sois míos para siempre”. Seguidamente aborda una última vez su nuevo trabajo y concluye con The party (imposible no emocionarte cuando escuchas cosas como “You taste like birthday / you look like New Years / You´re like a big parade […] May I propose a little toast / For all the ones who hurt the most / For all the friends that we have lost…). Embriagados por esta última canción sale del escenario y todos nos deshacemos en aplausos, gritos y silbidos.

Un buen rato esperamos para que tenga lugar el bis. Sale y retoma el concierto probablemente con su canción más conocida Us y a continuación suenan On the radio, Hotel Room y una espectacular interpretación de Samson, las tres últimas de su disco impacto, “Begin to hope”, con las que parece rendir tributo a este álbum y recordar por qué estamos ahí.

Uno de los momentos más especiales de la noche:

<p><a href=”http://vimeo.com/45631681″>The Party (by Regina Spektor)</a> from <a href=”http://vimeo.com/user8003366″>PGLijarcio</a&gt; on <a href=”http://vimeo.com”>Vimeo</a&gt;.</p>

Ya sé que está muy bien acudir a un concierto y que te den una sorpresa con las canciones que van apareciendo. Sin embargo, si eres muy ansioso y te quieres ir preparado para el concierto de Regina Spektor, el setlist que está sonando en la última gira es este:

Ain´t no cover (intro) – The calculation – Fidelity – Small town moon – Ode to divorce – Blue lips – Patron saint – How – All the rowboats – Eet – Call them brothers (con Only Son) – The prayer of Francois Villon (en ruso) – Dance anthem of the 80´s – Better – Don´t leave me [Ne me quitte pas] – Oh Marcello – Ballad of a politician – Sailor song – The party – Us – On the radio – Hotel room – Samson.

Aquí te dejo el vídeo del nuevo single de “What we saw from the cheap seats”, “Don´t leave me [Ne me quitte pas]”: 

Anuncios

Acerca de dameestrellasolimones

Una canción de Family siempre es buena compañía.
Esta entrada fue publicada en ¡Es tan BONITO!, ¡Teatrillooo!, Música, Soy el AVIADOR, Televisión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s